Descripción ecocardiográfica del istmo inferior cavo-tricuspídeo: influencia del espesor vestibular en el procedimiento de ablación del flúter auricular común



Autor:

marcos-alberca moreno, pedro

Universidad:

autónoma de madrid

Departamento:

Informacion no disponible

Fecha de lectura:

02-07-2008

Director:


farre muncharaz, jeronimo
TRIBUNAL

Presidente:

cuervas mons, valentin

Secretario:

peinado peinado, rafael

Vocal:

sanchez quintana, damian

Vocal:

manzarbeitia arambarri, felix

Vocal:

garcia fernandez, miguel angel


Descriptores:


line

Resumen:


La compleja anatomía del istmo inferior cavo-tricuspídeo difiere entre los pacientes con flúter auricular común. La angiografía de la aurícula derecha permite visualizar esta variable morfología y sus hallazgos influyen en el procedimiento de ablación del flúter auricular común mediante el empleo de catéter de radiofrecuencia. El papel de la ecocardiografía transtorácica bidimensional (o 2D) en la definición de la anatomía del istmo inferior cavotricuspídeo y su posible influencia en la facilidad o laboriosidad de la ablación con catéter de radiofrecuencia en pacientes con flúter auricular común es desconocido. Un total de treinta y dos pacientes remitidos para ablación con radiofrecuencia por padecer o haber padecido flúter auricular o taquicardia por reentrada con participación del nodo AV fueron evaluados para su inclusión en el estudio. Hubo 9 exclusiones y tan sólo una de ellas lo fue por deficiente ventana ecocardiográfica. Se examinó el istmo inferior cavo-tricuspídeo en un total de treinta y nueve casos: veintitrés pacientes y dieciséis corazones sanos procedentes de otras tantas necropsias. En el examen clínico, dieciséis pacientes padecían flúter auricular común ístmico (casos) y siete pacientes otras taquicardias supraventriculares reentrantes con participación del nodo AV (reentrada intranodal o reentrada por vía accesoria oculta). La edad fue 67,1 +/- 8,9 años y el 70% eran varones. Ambos grupos, casos y control, estaban ajustados para edad y sexo Los hallazgos morfológicos del istmo inferior cavo tricuspídeo fueron similares tanto con la angiografía como con el ecocardiograma transtorácio,con un receso posterior pronunciado en la mayoría de los casos y una porción lineal anterior correspondiendo al vestíbulo de la válvula tricúspide. Las dimensiones del istmo inferior cavo-tricuspídeo obtenidas con la angiografía y la ecocardiografía mostraron una excelente correlación (r: 0,91; y = 0,82x+1,18; p<0,0001; sesgo valor medio -2,4 mm, IC 95% CI [-11,5 to 6,6]). En los pacientes el grupo control, la dimensión del espesor vestibular, un hallazgo exclusivamente ecocardiográfico, fue comparado y validado con éxito con las dimensiones del espesor obtenidas a través del examen histológico de los corazones sanos procedentes de necropsias: histología mediana 6,8 mm, rango 4,4-10,5 vs. eco mediana 6,2 mm, rango 5,4-8,7; p: NS. El espesor del vestíbulo fue mayor en los procedimientos complejos (5 o más aplicaciones; más de 1200 segundos de radiofrecuencia acumulada) que en los simples o no laboriosos: 13,6+/-1,9 mm. vs. 10,0+/-2,3 mm.; p=0,01. Cuando el espesor vestibular era igual o superior a 11,5 mm., el procedimiento de ablación se inclinaba a ser laborioso (sensibilidad 83,3%, especificidad 80%, valor predictivo positivo 71,4% y valor predictivo negativo 88,9%). En conclusión, la ecocardiografía transtorácica 2D con imagen armónica de tejidos visualiza con claridad el istmo inferior cavo-tricuspídeo y, al mostrar y poder cuantificar el espesor del vestíbulo de la válvula tricúspide, podría predecir la complejidad del procedimiento de ablación con catéter de radiofrecuencia en el flúter auricular común ístmico.